El legado de Hugo Chávez

Publicado: 7 de marzo de 2013 en Noticias

Progreso Semanal/RPA

LA HABANA – A finales de enero del 2012, José Vicente Rangel, entrevistó al presidente Chávez. Las preguntas giraron sobre las elecciones presidenciales. El mandatario dijo: “Fíjate, yo tengo muy claro… lo que le ofrezco al país… En primer lugar, en estos años hemos venido logrando un conjunto de elementos, … venimos consolidando, eso es un proceso que viene de menos a más. Por ejemplo, en lo económico, sólo una cifra: el crecimiento del Producto Interno Bruto, es decir, la economía real pues, en 333%. De 90 mil millones de dólares cuando llegamos, a 300 mil millones de dólares el Producto Interno Bruto.

“En lo social, la disminución de la pobreza, la pobreza extrema en 70%, la pobreza general en más del 50%, estos son casi 10 millones de personas que, o salieron de la pobreza extrema y pobreza general, o no cayeron, porque hubieran caído en la pobreza si el ritmo del país hubiera seguido siendo el mismo. Lo social, lo económico, la estabilidad política…”

“(…) ¿Qué ofrezco yo? Continuar la estabilidad, fortalecer la estabilidad del país para continuar el proceso del desarrollo económico, del desarrollo social de Venezuela, a través de la revolución democrática. ¿Qué ofrezco yo? Más revolución, más democracia, más socialismo, afincarnos por el rumbo que llevamos”.

No se precisa mentir ni exagerar, cuando se tiene detrás una obra hecha. Desde la Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche, se planteó de este modo:

“Entre expropiaciones, presupuestos participativos, emprendimientos cooperativos, grandes obras de infraestructura y transporte y acuerdos internacionales que fomentan la unidad latinoamericana y desafían al imperialismo de las potencias, la sociedad venezolana se ha transformado profundamente”. Y para ilustrar expone: “Desde la recuperación del manejo de Pdvsa en el marco de un paro y lock-out petrolero y general que produjo una brutal contracción del producto interno en el año 2002-2003, pasando a un período de tasas de crecimiento promedio del 15% anual entre 2004 y 2007, hasta el último tramo de vicisitudes frente a un contexto de crisis internacional, la economía venezolana atravesó diferentes etapas” teniendo como tendencia importantes transformaciones estructurales que permiten pasar de una economía dependiente de la exportación de petróleo, cuyo fruto pasaba solo a una minoría oligárquica, para extenderlo en beneficio de la población.

El consumo público y privado se eleva un 91%, pasando a representar el 88% del producto interno en 2011 (22% más que en 1999, medidos a precios constantes de 1997). La inversión en capital fijo creció un 80% en el mismo período, alcanzando a representar casi el 30% del PIB.

Entre 1999 y 2011 el crecimiento del 47% de la actividad económica no depende de las actividades petroleras, sino de las manufacturas, la construcción y las comunicaciones. Al expandirse la producción y el consumo, aumentan las importaciones (equivalentes al 42% del PIB).

Entre 1999 y el 2011, el gobierno bolivariano logra duplicar sus reservas internacionales y elimina la deuda externa. Por prudencia financiera, recobran 14 toneladas de oro situadas en otros países (70 millones de dólares).

Durante los últimos 13 años se crean unos 4 millones de empleos, paso que con las medidas públicas redistributivas, sacan del circuito de la pobreza y la mendicidad al 70% de los venezolanos que padecían esa situación a finales de los 90, cuando el 20% más rico de la población ganaba 14 veces los ingresos del 20% más pobre. Para el 2011, esa diferencia, inconcebible en país con patrimonio natural tan destacado, estaba reducida en 8 veces.

Acceso al agua potable hasta cubrir al 95% de los hogares. Reinserción en el sistema escolar primario de casi 20 000 menores. El servicio de salud para los más humildes (Barrio Adentro) se implementa a través de 6 700 consultorios, 550 centros de diagnóstico, 578 salas de rehabilitación y 33 centros de alta tecnología. Los resultados: la mortalidad en niños por debajo de 5 años se redujo del 21 al 16 por mil y la esperanza de vida general se incrementó en 2 años.

En el 2012 la FAO extiende un reconocimiento al gobierno bolivariano por eliminar el hambre y la desnutrición. Por encima del 80% de los ciudadanos no tenían el adecuado acceso a los alimentos 10 años antes.

Una red de mercados populares con suministros a precios estables y una estrategia de desarrollo agrícola que se dirige a lograr suficiencia y soberanía alimentaria, dan base a un proyecto en marcha. Las mejoras en las condiciones de vida para los venezolanos incluyeron programas de alfabetización y escuelas de diferentes niveles creadas en sitios donde no existía acceso a esa edificante emergencia. La misión Gran Vivienda Venezuela, concluye sus 2 primeros años construyendo 300 000 casas nuevas.

Los variados planes de desarrollo general y los destinados a darle profundidad y solvencia a los de índole social, tienen desde el 7 de octubre, cuando 15 millones de venezolanos le dieron su voto, continuidad en el Segundo Plan Socialista 2013-2019. Quienes heredan su legado, tienen la tremenda responsabilidad de materializarlo.

Pero si la obra de Hugo Chávez Frías ha sido decisiva para encumbrar a sus conciudadanos, no menos contribuyó al impulso de una Latinoamérica deseosa de abrir salidas a la crisis provocada por el neoliberalismo. La integración, la complementariedad, la correspondencia, el respaldo entre similares, forman parte del criterio que juntó voluntades y lo mejor de su testamento.

A contrapelo de las recetas fondomonetaristas que amplificaron los problemas y no los redujo, apartándose del Consenso de Washington y de trampas como el ALCA, destinadas a mantener el sometimiento y vínculos desiguales en favor de EE. UU., pero a costa del que ha dejado de ser su patio trasero, Chávez se acercó a Cuba (Fidel), Brasil (Lula), Kichner (Argentina) Correa (Ecuador) Evo (Bolivia) Daniel (Nicaragua); le abrió horizontes al Caribe y ayuda a fundar el ALBA, PETROCARIBE, UNASUR, CELAC; inserta a Venezuela en el MERCOSUR y facilita relaciones continentales para encontrar paz entre hermanos en pugna.

La diferencia entre estados y tendencias o cuanto junta, fue posible en gran medida gracias a su arresto humanista arrollador. Toda la obra la realizó bajo fuertes presiones externas, respetando la diversidad de los medios de comunicación y mediante elecciones que no han podido ser objetadas, por el contrario, el sistema electoral venezolano y los mecanismos de conteo de votos están catalogados como el más confiable del mundo. La serenidad que brinda la distancia en el tiempo mostrará al desparecido líder en toda su magnitud e importancia trascendental para su país y la región latinoamericana.

*Tomado de Progreso Semanal de Miami: http://www.progreso-semanal.com/ini/index.php/blanco-y-negro/6634-el-legado-de-hugo-chavez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s